Clientes desconfiados

Seguramente has escuchado la historia del pintor que le quedó mal a tu tío, del plomero que dijo que iba por una refacción y nunca regresó o la del maestro albañil que hizo mal las cuentas y ahora pide más dinero para completar el trabajo. Es una triste realidad, pero muchas personas que ofrecen sus servicios a domicilio rara vez son puntuales, cumplidas y bien hechas. Son trabajadores de oficio que llegaron recomendados por algún vecino y pocas veces resultan tan buenos como nos los ponderaron.

De estas malas experiencias surge la gran desconfianza que se siente al contactar a un plomero que, después de jurar que llegaría antes de las 9:00, se aparece hasta las 11:00; que hace unos garabatos sobre un pedazo de papel sucio para solicitar un anticipo para materiales y se desaparece dos horas “porque tuvo que pasar a almorzar al mercado”. Ya con todas las piezas del calentador desconectadas te avisa que no trae la herramienta adecuada, así que tendrás que esperarlo hasta mañana. Lo peor del asunto no será bañarte con agua fría, sino rogar a los dioses que de verdad regrese al día siguiente. Después de varias llamadas fallidas a su celular confirmas tu peor temor: te ha abandonado, se ha ido con las refacciones que compró y te ha dejado el calentador desarmado. Ahora no tienes más remedio que buscar, en internet o la sección amarilla, los datos de una compañía profesional que seguramente te cobrará más por el servicio que, vuelves a rogar, sea mejor que el del plomero que te recomendaron (que, por cierto, reapareció tres días después y se molestó porque sus servicios ya no eran requeridos). Clientes desconfiados

Por eso no me extraña que algunas personas opten por “arreglar” ellos mismos sus dificultades, tienen desconfianza a los trabajadores desconocidos o simplemente quieren ahorrarse dinero ¿Cuántos de nosotros hemos realizado una reparación o remodelación casera con resultados nefastos? Lo mismo pasa con los clientes que, por no gastar, optan por realizar ellos mismos las fotos de sus productos. O peor aún: deciden que no necesitan ningún tipo de ayuda para elaborar su publicidad tras haber sufrido con freelanceros poco confiables que no cumplen con las fechas de entrega y se esconden cuando hay dificultades.

Derivado de estas malas experiencias algunos clientes se resisten a pagar un anticipo y desconfían de los freelanceros… y la verdad los entiendo. POR ESO cada vez me cuesta más trabajo hacerles ver que existen freelanceros que sí son profesionales y que están realmente interesados en ofrecerles soluciones, no pretextos.

¿Quieres que tus clientes confíen en tí? a) Ayúdales a encontrar la mejor solución a sus necesidades, vuélvete su asesor. b) Siempre cumple con los tiempos de desarrollo y entrega puntualmente lo que prometiste. c) No utilices a los demás como pretexto para no cumplir, explicaciones como “Es que mi impresor me quedó mal” o “Mi mamá no me despertó a tiempo” no te harán lucir como profesional. d) Nunca te escondas de tus clientes, ya estás grandecito (esto, por supuesto, también aplica al revés).

Recuerda que los clientes nos pagan para resolver sus problemas no para crealos.

Un cliente contento con los resultados es un cliente que no debería “hacerse pato con tu pago”, pero eso es otra historia.

Anuncios

11 comentarios en “Clientes desconfiados

  1. Es muy cierto buscar lo de alguien profesional, pero aún así puedes tener problemas (mi lavadora se descompuso y el servicio de fábrica me quedó peor que chambitas de mercado) también, antes de contratar es bueno buscar recomendaciones de gente que los haya contratado antes y como proveedor de servicios, tienes que asegurarte que tus clientes anteriores queden satisfechos

    Me gusta

    • Sí, no hay garantía de que los que se dicen “profesionales” realmente lo sean.
      Cierto: mostrar la galería de trabajos anteriores, con clientes satisfechos, es la mejor carta de presentación ante un nuevo cliente que no te conoce.

      Me gusta

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s