Los clientes siempre entienden para su conveniencia

Una de las características que los clientes, o sea TODOS NOSOTROS, compartimos es nuestra asombrosa capacidad para interpretar las ofertas comerciales siempre a nuestro favor. Tal parece que nuestro cerebro está diseñado para “entender lo que nos conviene” en muchas situaciones de la vida, especialmente con las transacciones donde debemos desembolsar dinero.

Basta con recordar cómo se atora la fila del supermercado porque la cajera no logra hacerle enterder a una persona que, para que el 3 x 2 en licores funcione, debe llevar obligatoriamente 3 botellas de la misma bebida. El enojado cliente reclama que el descuento de una sola botella debe ser del 34%.

Ejemplos como el anterior sobran, pero ¿como se aplican al trabajo freelance? Por ejemplo, a mí me ha pasado que en las cotizaciones describo los diferentes tipos de archivos y aplicaciones que le entrego al cliente: claramente escribo Archivo tipo A o Archivo tipo B o Archivo tipo C sin embargo lo que muchos clientes leen es “Archivos tipo A, B y C” y, aunque no les sirvan para un carajo los archivos tipo A y C, los espera en el momento de la entrega. ¿Gandallez? no lo creo, desde hace un rato dejé de hacer berrinches con los clientes que “entienden para su conveniencia” porque da la casualidad de que el 99% de ellos son (somos) así.

Así que piénsalo dos veces antes de decirle a un cliente “Le entregaré el proyecto lo más pronto que pueda”: probablemente tú estás pensando en trabajar de tiempo completo en el encargo, pero tal vez el cliente se quedará con la idea de que te vas a desvelar dos días seguidos para entregar el lunes a las 9:00 a.m.

Una vez que nos queda claro este “defecto humano” podemos tomar decisiones más consientes al momento de presentar los términos de un proyecto. Debemos ser sobradamente claros al redactar nuestras cotizaciones, porque si algún término/caracterísica/cláusula son vagos, el cliente simplemente “llenará los espacios vacíos” y los entenderá a su favor.

Te sugiero que, en la medida de lo posible, en el momento de pactar un nuevo proyecto, le reiteres a tu cliente qué es lo que va a recibir, cuándo lo va a recibir y cuánto cuesta lo que está solicitando. Creéme, más vale aclarar cualquier malentendido en ese momento y no cuando el cliente se sienta “engañado” porque no le quedó claro que el precio era “por cada una de las ilustraciones y no por el libro completo”.

Y si bien es posible la mayoría de las personas actúan inocentemente al “entender para su conveniencia”, no faltan los colmilludos del área de compras que tratarán de conseguir que les entregues mucho más de lo que originalmente se había pactado. Por eso es básico que en tus cotizaciones agregues el clásico renglón que reza “Cualquier punto no contemplado en la presente será cotizado aparte”.

¿Ya leiste el libro “Apuntes de una oveja freelancera”? ¿no? ¡¿pues qué esperas?!

Yo confieso que no leí completo el libro de mi querida @Blogylana, pero déjenme les explico porqué: cuando comencé a leer los primeros capítulos tuve que dedicarle varios ratos a platicárselos a mi marido. Como él también es freelancero, me apuró para que se lo pasara, así que mejor decidimos continuar leyéndo juntos, en voz alta y por turnos. Los temas financieros que aborda el libro nos dieron excelentes ideas para controlar mejor nuestro ahorro. Ahora la palabra “buffer” ya se volvió parte de nuestro argot.

Las secciones “Cómo dejarse de morder las uñas por el próximo pago” y “Hacer un presupuesto con ingresos irregulares” valen su peso en bonos del tesoro.

El capítulo IV Sin facturas no hay paraiso contiene una de las explicaciones más didácticas que he leido sobre el tema del pago de impuestos en México para autoempleados. Por cierto: mi contador cumple con la descripción del contador modelo que comenta la autora 🙂

Personalmente el capítulo que más me dejó pensando fue el VII Corazón freelance: a ratos me cuesta trabajo mantener mis niveles de automotivación en un punto óptimo. La paciencia tampoco es uno de mis fuertes, pero me queda claro que hay que ejercitarla más de lo que quisiera ¡todo sea por no volverse un “Grumpy freelancer”!

Si estás pensando en volverte freelancero o si, como yo, ya llevas un buen camino recorrido como profesionista independiente te invito a que inviertas menos de $200 pesitos y adquieras este honesto y divertido compendio de consejos y tips para mejorar tu vida independiente.

Apuntes de una oveja freelancera
Sonia Sánchez Escuer
Páginas: 232 páginas
ISBN:
978-607-07-1618-8
Editorial:
Planeta
Publicación:
Abril 2013
Anuncios

11 comentarios en “Los clientes siempre entienden para su conveniencia

  1. ¿Y porque no deja ver el post completo en los lectores de feeds? ¿Para que entren al blog y vean los anuncios? ¿Para masturbarse con los números de las visitas?

    pfffff

    Me gusta

  2. ¡Uy! y vaya que si entienden a su conveniencia, fijate que incluso en las cotizaciones que enviamos, muchas veces nos preguntan algo que ya viene redactado dentro de la misma o incluso en los terminos y condiciones de compra de nuestra pagina, donde se aclaran puntos muy importantes de cambios de precios, existencias, apartados, etc.

    Y me ha tocado gente que se molesta cuando todo esta claro y bien redactado, pero se me hace que la gente no lee o como dicen en tu blog entiende a su conveniencia.

    Yo si tengo que aceptar terminos y condiciones de un proveedor leo todo o lo mas importante porque si no después la culpa sera solo mia por no entender y leer todo.

    Me gusta

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s