Tips para freelanceros (1)

¿Quién consideras que es un buen cliente? ¿el que te encarga más trabajo? ¿el que te paga más? ¿el que es tu amigo? ¿el que te paga a tiempo? Durante la siguiente serie de posts escribiré tips para obtener mejores proyectos y buenos clientes.

Escoge el proyecto adecuado

Un error común entre los freelanceros es creer que su mejor cliente es el que les da más trabajo. Probablemente pienses que quien te llena de solicitudes y proyectos es, necesariamente, quien te paga más y por lo tanto es tu mejor comprador… y probablente no sea cierto. Hace unos años tuve un cliente super buena onda y simpático que me llenaba de trabajitos: diseñame este gráfico, hazme este letrerito, retócame estas fotos, imprímeme un lona, hazme un collage, etc. La verdad es que por hacer este tipo de chambitas no le podía cobrar mucho, pero me consumían una buena cantidad de tiempo. Así que un día me senté a revisar exáctamente cuánto ganaba al mes con este cliente y lo contrasté con el tiempo que invertía en él: llamadas, visitas, cambios, entregas, impresiones y demás. Me fui de espaldas cuando me dí cuenta que la ganancia era ridícula en comparación del tiempo invertido, prácticamente estaba trabajando para cubrir los gastos generados por el proyecto y regalando mi tiempo. Entonces tomé una decisión poco fácil: despedí a ese cliente.

Entendí que, si quería vivir decorosamente, debía encontrar el balance correcto entre el tamaño de los proyectos y los ingresos que estos me reportaban. No debía llenarme de trabajitos sencillos y chiquitos que cobraba barato y me ocupaban todo el tiempo. Obviamente subir el precio de mis servicios no era la solución pues me saldría del “precio de mercado”. Había muchísimos otros freelanceros que estarían dispuestos a realizar el mismo trabajo por un precio igual o hasta menor.

La opción que debía seguir era la de especializarme en un área diferente a lo que cualquier diseñador hace, que se pudiera cobrar mejor y que, por supuesto, tuviera suficiente demanda. Tuve que aprender e investigar nuevas cosas, invertir en equipo especial y desarrollar una nueva imagen para ofrecer los nuevos servicios. Este proceso fue complicado y un poco lento, pero valió la pena, ahora me llaman prospectos que tienen proyectos cuya complejidad y duración me permiten cobrar un precio que me genera una utilidad justa.

Otro problema, misma solución

Hace tiempo mi esposo colaboró con el diseño de los muebles de una tienda especializada en la venta de dulces al menudeo. Se trataba del relanzamiento de imagen para sus sucursales en centros comerciales. Cuando el dueño vió la propuesta del nuevo mostrador/caja de la tienda se espantó al no ver el espacio que siempre tenían destinado para los chicles –Aquí necesito que me incluyan tres repisas grandes para los chicles ¡son nuestro producto estrella!– dijo.
Después de observar y evaluar cual era el movimiento de los productos que se vendían en la dulcería llegaron a la reveladora conclusión de que, si bien los chicles era el producto que más se vendía, también era el producto que, por su precio bajo, menos ganancias les reportaba. Se dieron cuenta que el producto que mayores utilidades les generaba eran los vasos de verduras con chamoy y otros aderezos. Esos vasos eran preparados en una cocina oculta y no eran muy solicitados porque muchos clientes ni siquiera sabían que existían. Entonces el diseño del mostrador se enfocó a presentar estos vasos como “la especialidad de la casa” mostrándolos a los clientes que babeaban mientras veían su preparación. Las utilidades aumentaron dramáticamanete. Los chicles quedaron relegados a tercer término y el nuevo mobiliario se adaptó para todas las tiendas.

La moraleja

Si ofreces lo mismo que cualquiera hace, no podrás cobrar más y necesitarás muchos clientes (y tiempo) para obtener las ganancias que te permitan vivir de tu trabajo.

Anuncios

8 comentarios en “Tips para freelanceros (1)

  1. buenos tips, aunque lo sabemos “muy en el fondo” me caen como anillo al dedo tus comentarios, no estaria mal que checara las ganancias mensuales de alguno que otro cliente en especifico para “ver” si vale la pena, gracias por tus aportaciones 😀

    Me gusta

  2. Me parece acertada la moraleja, pero para poder identificar que hacer diferente en verdad es necesario invertirle tiempo a la investigación, evidentemente como trata el post, checar estructura de costos, etc… esas cosas que a muchos no se nos da, pero es vitalmente necesario.
    Con base es este post me surgió la inquietud… aun que tu sangre sea de freelance, alguna vez consideraste por ejemplo aquello de una incubadora de empresas, algún financiamiento para por decirlo un “negocio” propio: empresa, etc? Cual esa delgada línea entre ese tema y el ser freelance, evidentemente una infraestructura, pero, ¿no parte de lo mismo? – Podría ser un tema de un post futuro –
    PD: Es solo una inquietud que me surgió
    Saludos Leonora, como siempre un gusto leerte y saludarte.

    Me gusta

    • Hola Rubén.
      Fíjate que durante 7 años codirigí un negocio propio donde trabajaban 12 personas. Fue una experiencia agridulce, por un lado ganaba muy bien, pero por el otro no me encantaba todo el rollo administrativo que demandaba mi atención. Cuando ya no estaba contenta le vendí mi parte a mi socio y me volví freelancera. Mi vida es más equilibrada ahora. Por el momento no tengo intención de volver a ser empresaria, pero tal vez algún día se me antoje.
      Te recomiendo que leas el post de hoy de @blogylana que habla al respecto http://www.blogylana.com/freelance-o-empresario-que-es-mejor/

      Saludos.

      Me gusta

      • Me quedo con lo de “Mi vida es más equilibrada ahora” …ya que estoy por decidir entre melon o sandia :/ pero gracias por la recomendación de @blogylana, interesante tambien.
        Saludos.

        Me gusta

  3. Coincido con vos que no por tener trabajo hay que aceptar cualquier cosa… de todas formas me ha pasado que me han contratado trabajos muy chicos como decirte unas pocas tarjetitas para souvenir. El diseño y el producto final era muy simple y realmente no se puede cobrar mucho. Le explique mi cliente que me llevaba el mismo tiempo diseñar las tarjetitas con el cartel que me pedia,ya sea si queria 20 tarjetitas o 100, pero le tenia que cobrar el tiempo de diseño y eso iba a ser caro, que por la mitad del precio podía conseguir tarjetas prediseñadas. Mi cliente entendio y supo que lo que estaba pagando no eran las tarjetas sino el diseño personalizado. Conclusion, hay que perder el miedo y saber explicarle al cliente el valor de cada trabajo, si les gusta bien y sino otro cliente vendrá.

    Me gusta

    • Hola Anónimo.

      Pues te platico que yo no cambiaría el trabajo de Freelance por el de alguien que administra un negocio. Ya lo experimenté durante 7 años con mi propia empresa y no me atrae colver a hacerlo.

      Saludos.

      Me gusta

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s