Órdenes de compra: promesas de pago

Para los que leyeron el post anterior, y los tenía con la angustia de saber qué paso con ese cliente, les tengo el desenlace (feliz, por cierto): a la semana siguiente de que inicié el proyecto recibí, POR FIN; la famosa orden de compra que establecía la fecha de entrega de mi trabajo y el monto del mismo. No incluía una fecha específica de pago, pero indicaba que se realizaría a los 20 días naturales después de la recepción y visto bueno del cliente.

Jack Palance Ya con esa orden de compra en mano yo me sentía más tranquila para continuar el desarrollo del proyecto. Lo más sorprendente de todo fue que TRES días antes de la fecha de entrega me pidieron que les enviara la factura y al día siguiente ¡recibí la notificación del depósito por el monto total! tal y como lo decía Jack Palance. Como soy bastante desconfiada, corrí a mi banca electrónica para cerciorarme de que el dinero era real y no se trataba de un error ¿sería posible que me hubieran pagado antes de entregar el trabajo? Lo bueno es que mi paranoia se vió frustrada en el momento que ví que todo estaba bien; si quería, podía gastarme todo el dinero comprando niveles de Candy Crush por el resto de mi vida.

Para desmentir desde sus cimientos ese refrán que dice “Músico pagado toca mal son” le eché todavía más ganas para dejar ese trabajo como más me gusta: listo para presumírlo por todos lados. Modestia aparte, el día de la entrega del proyecto, las seis personas convocadas a la presentación, quedaron muy contentas y sólo hicieron observaciones menores como cambiar de lugar un botón. Hasta me felicitaron, mientras yo pensaba “¡Claro que quedó muy bien, por eso me pagan!”

Al final del día reflexioné sobre la utilidad de las órdenes de compra y llegué a la conclusión de que, desafortunadamente, no sirven para mucho, sólo para poner por escrito la intención de compra de los clientes, pero no son un pagaré y mucho menos un contrato. Me explico: hace como dos meses firmé un contrato muy formalito con una dependencia del Gobierno Federal para realizar un proyecto, obviamente me pidieron un montón de papeles y tuve que ir personalmente a firmar una “Orden de servicio” donde se estipulaba que el pago se realizaría en un plazo no mayor de 15 días posteriores a la fecha de entrega. Para no hacerles el cuento largo les diré que ya pasaron cinco semana de que entregué el trabajo y aún siguen contestándome en Tesorería –No, lo siento no ha salido su cheque.– Aunado a una buena cantidad de excusas y disculpas. El hecho es que ellos ya tienen en internet las fotos que tomé y yo sólo tengo un papel que dice que ya deberían habermelas pagado.

Así que, para fines prácticos, no me sirve de nada tener la famosa orden de compra, los clientes pagarán exáctamente cuando ellos, o su administración, quieran. Por eso me tengo que recordar que SIEMPRE debo solicitar el pago del 50% de anticipo. Si la burocracia del cliente no permite la tramitación de un anticipo, entonces debo dejar muy claro que la entrega final del proyecto se tiene que hacer contra el pago total, por lo menos la primera vez que trabaje con ese cliente.

Alguién podría reclamarme –Oye, pero si tienes una orden de compra puedes demandarlos y obligarlos a que te paguen.– A lo que yo seguramente contestaré –Claro, pero, este caso ¿cuánto me costaría emprender una acción legal contra el Gobierno Federal?.– Seguido por la reflexión al respecto de la cantidad que me deben y el tiempo que debería dedicarle a un litigio. Realmente no me puedo dar el lujo de perder valiosas horas en un proceso incierto. Como lo dije hace algún tiempo: “Proyecto entregado sin anticipo, proyecto perdido.”

Anuncios

8 comentarios en “Órdenes de compra: promesas de pago

  1. Felicidades Leonora!!

    Que bueno que todo salió bien con ese proyecto.

    Peeeeeeeeero, y es un gran pero porque déjame comentarte lo siguiente:

    El hecho de emprender acciones legales en contra de un deudor en efecto tiene costos y si lo pensamos como compensación de las horas trabajadas tal vez no resulte muy viable o muy atractivo con respecto al tiempo y esfuerzo que nos tomaría.

    Sin embargo por eso mi anterior recomendación de revisar bien la Ley Federal de Derechos de Autor.

    http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/122.pdf

    Si bien muchos clientes no reconocen que actividades como fotografía, ilustración, dibujo, etc. sean actividades artísticas pues allá ellos, pero por fortuna la ley si lo reconoce.

    Y las multas por utilizar con fines comerciales un trabajo no pagado son intimidantes.

    Y cito lo siguiente de dicha ley:

    “Artículo 230.- Las infracciones en materia de derechos de autor serán sancionadas por el Instituto con arreglo a lo dispuesto por la Ley Federal de Procedimiento Administrativo con multa:

    I. De cinco mil hasta quince mil días de salario mínimo en los casos previstos en las fracciones I, II, III, IV, XI, XII, XIII y XIV del artículo anterior.

    II. De mil hasta cinco mil días de salario mínimo en los demás casos previstos en el artículo anterior.

    Se aplicará multa adicional de hasta quinientos días de salario mínimo por día, a quien persista en la infracción.”

    Esas palabritas me sirvieron a mi para que me pagaran casi de inmediato un trabajo que tenia esperando el pago seis meses con una empresa.

    La orden de compra es en efecto el comprobante legal de que ellos te solicitaron tu trabajo y que se comprometen a pagarlo.

    Como que la cosa toma otro matiz si lo vemos desde ahí no?

    Saludos a ti y a tus lectores!!

    Me gusta

    • ¡Hola Elías!

      Te agradezco el tiempo que te tomaste para comparir esta información tan valiosa conmigo y los lectores del blog. Voy a revisarla con cuidado, seguramente algo bueno saldrá de esto.
      Como bien dices, citar la ley tiene un efecto “intimidador” y pienso que varios morosos se la pensarán dos veces entes de serguir dándote largas con los pagos. Sí toma otro matiz, creo que en algunos casos será importante contemplarlo como parte de un contrato.

      De nuevo gracias por pasar a arrojar luz sobre este tema.

      Un saludote de regreso.

      Me gusta

  2. Que grato es el final feliz después de toda la paranoia y sus detalles incluidos. Veras… afortunadamente nunca he estado en la situación de tomar acciones legales respecto a que se niegan a pagar algún servicio ofrecido, tal vez, por que han sido pocas las veces que he trabajado como profesional independiente en proyectos pesados, PERO, lo que es verdad y aun que aun no tenga la experiencia en esos rubros, conozco a muchos colegas diseñadores que parte de las debilidades son esas acciones legales, a veces no sabemos lidiar con taaanta burocracia, -en eso si me incluyo- pero como se comento del Artículo 230 y además de que obvio tenemos el derecho como cualquier otra profesión de defendernos o reclamar lo que por derecho nos pertenece, a saber, un pago correspondiente por un trabajo realizado.
    Pero también aliviana sacar los traumas, en tu caso, por estos relatos de berrinches 😛 y en mi caso, saber que no soy el único que los vive al leerte 😀
    Un gusto leerte Leonora.
    Saludos.

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus comentarios Rubén.
      Tal vez sería buena idea iniciar un despacho legal cuya especialidad seamos los diseñadores, ilustradores y demás creativos que no tenemos claro como defender legalmente nuestros derechos. Ahí se los dejo de tarea, abogados.

      Un abrazote de regreso.

      Me gusta

  3. Que bueno que todo termino bien.

    En cuanto a cobrarle al Gobierno puedes sacar tu tarjeta de “Compras de Gobierno”. Esta maravillosa tarjeta me ayuda a cobrar los proyectos/trabajo que eh tenido con Dependencias y Partido Políticos.

    La funcionalidad real es que si no te pegan en menos de 6 meses, entregaste el trabajo/proyecto y tienes como comprobarlo Tesorería te paga la deuda y ellos se encargan de cobrarle a quien te deba.

    Además de que sirve de fianza para proyectos/trabajos grandes.

    SALUDOS Y MUCHO ÉXITO.

    Me gusta

    • ¡Hola Raúl!

      Esto que me dices de la tarjeta “Compras de Gobierno” es algo completamente nuevo para mí. Corro a buscar información al respecto, suena verdaderamente bien. ¡Qué bueno que el Gobierno se preocupa de pagarle a sus proveedores!

      Muchas gracias por compartir el dato, seguramente le será de utilidad a más de uno.

      Un abrazote 🙂

      Me gusta

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s