Proyectos de nunca acabar

 

Hace tiempo me contactó una agencia de publicidad para que le cotizara un trabajo en 3 etapas que me tomaría 15 días realizar. Hice mis cálculos y les envié la propuesta económica, me dieron el anticipo y comencé a trabajar en la primera etapa. A los dos días les envié la primera fase del desarrollo para recibir sus comentarios y… ¡y nada! a pesar de que me la pasé correteándolos su explicación era la misma —Nuestro cliente aún no nos da sus comentarios, pero no te preocupes en cuanto los tengamos te los haremos saber.— Así que me quedé indefensa, a la espera de su retroalimentación que llegó, justo un mes después y en calidad de urgente: debía realizar varias modificaciones “para ayer” porque al día siguiente tendrían una junta con “la persona indicada”. Corrí con las modificaciones se las envié y otra vez me quedé esperando el visto bueno para poder comenzar la fase dos del proyecto; los comentarios iban llegando a cuenta gotas. Entonces yo mandé el proyecto a la congeladora y cuando casi me había olvidado de él volvió a sonar el teléfono —Hola, ¿como vas con la segunda fase? necesitamos mostrársela al cliente la próxima semana.— Le contesté que la segunda fase ya estaría terminada sino fuera porque me quedaron a deber varios textos y el audio definitivo. Me enviaron los archivos de inmediato y me urgieron para que les entregara lo más pronto posible. Fue entonces cuando comenzé a sufrir porque ¿dónde había guardado la información original? tuve que dedicarle un buen rato a recordar dónde estaban todos los archivos, cuáles eran las versiones aprobadas y volver a conectarme con el proyecto. Eso sin mencionar que en ese momento estaba trabajando en otros desarrollos a los que tuve que “robarles tiempo” para cumplir con esta solicitud.

Para no hacerles en cuento largo les diré que este trabajo, que yo había cotizado para 15 días de desarrollo, se prolongó a 6 meses, a ratos les urgía y tenía que responder en friega y luego esperar a que volvieran a interesarse en el desarrollo. Mi sensación era que ya no querería más queso, sino salir de la ratonera.

En mi caso, además de la obvia desventaja económica que implica el que un proyecto se vaya retrasando, el problema es que tengo que invertir, varias veces, tiempo y energías para retomar el hilo del desarrollo, esto reduce mi motivación y disminuye mi creatividad. Conforme más pasan los días más se va alejando mi musa inspiradora.

El colmo de mi mala suerte fue cuando me avisaron que la persona a cargo del proyecto en la agencia dejó de trabajar con ellos, entonces llegó un nuevo encargado lleno de “nuevas y maravillosas” ideas para el proyecto que habíamos arrancado cuatro meses antes.

Lo que aprendí de esa relación

Cuando cotizamos un proyecto siempre debemos tener en mente el tiempo que nos llevará desarrollarlo pues es indispensable para calcular el precio, organizar nuestros calendarios y saber exáctamente durante cuánto tiempo estaremos comprometidos con X cliente, sólo así podremos agendar otros compromisos de forma responsable. Por eso es importante acordar desde el principio la fecha de entrega del proyecto, pero si tu cliente no tiene claridad al respecto de los tiempos es necesario que ambos sepan qué va a pasar si el tiempo comienza a prolongarse más allá de lo previsto, si vas a cobrar el lapso que te tengan en stand by, si después de cierta fecha le recotizarás o si de plano trabajarás por igualas mensuales durante todo el tiempo que se requiera… así no te preocuparás si se trata de un proyecto de nunca acabar.

Anuncios

7 comentarios en “Proyectos de nunca acabar

  1. Como bien dices, lo mejor es acordar desde el principio, y por escrito, que pasa si por cuestiones totalmente responsabilidad del cliente el proyecto se alarga, incluyendo re-cotizaciones por adiciones, porque esa es la otra: cuando llega el argumento “bueno, aunque ya que estamos en eso, porque no también hacemos xxxyyy, al fin que es parte de lo mismo…”

    Me gusta

  2. Ah! yo estuve con un proyecto así de noviembre del año pasado a mayo de este año, con la diferencia de que nunca les urgió, a mi me desesperaba que no me respondieran, pero como no les interesaba mucho el proyecto tampoco dejé que me estresara (hasta el final, que ya me había hartado de todo el asunto),

    Coticé a principios de noviembre y el 23 de diciembre me hicieron el primer depósito (yo estuve a punto de suspender vacaciones, que bueno que no lo hice), la primer semana de Enero envié propuestas y recibí respuesta hasta finales de febrero… y así todo el proyecto.

    Me gusta

  3. Yo he tenido prospectos que de salida se niegan a firmar cualquier tipo de contrato o termino, aun siendo igualitario para ambas partes, si detectan eso, ese un mal cliente, no le gusta comprometerse. A veces cuando ya me suena raro el pedido de cotizacion les tiro una carnadita para ir tanteando a ver que tan cooperadores y comprometidos son les envio un formulario de pagina y media de pedido de cotizacion que deben llenar, y para mi sopresa el 50% no lo llena y se pierde el otro 25% lo entrega con su nombre, campos vacios y “nose” como respuestas a preguntas como: “Que secciones desea en su pagina mencionelas”, en conclusion mas malos clientes, incapaces de ordenar sus ideas, prefieren abandonar. Y bueno hay maneras de filtrarlos y detectarlos, aunque siempre se nos escapa uno que otro.

    Me gusta

    • ¡Hola Mariel!

      Gracias por tus comentarios en este su “blog de confianza” je, je.
      Justo la estrategia que comentas me acaba de dar la idea para escribir un post.
      Se nota que ya tienes mucha experiencia tratando con clientes de todo tipo.

      Espero volver a leerte en las próximas entradas.
      Saludos.

      Me gusta

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s