¿Exáctamente qué significa ser “freelancero”?

FreelanceroMejor conocidos como freelanceros los profesionistas independientes somos personas que vendemos nuestros servicios a cambio de una remuneración previamente pactada, dicho así suena bastante procaz ¿verdad? Según la Wikipedia el término freelance (lanza libre) fue utilizado por primera vez por Sir Walter Scott en la novela Ivanhoe para describir a un caballero mercenario medieval que trabajaba para cualquiera que pagara por sus servicios, a diferencia de los otros caballeros cuya lanza era leal a un solo Señor o Rey. Aún en nuestros días la palabra mercenario tiene una connotación negativa pues, según el diccionario, se trata de soldados que combaten sólo por dinero sin necesariamente compartir la ideología del contratante. Entonces no podemos alejar de nuestra mente la imagen de rudos combatientes, mal encarados que al más puro estilo de Han Solo* únicamente ven por su beneficio económico sin importarles los métodos éticos que utilicen para sus fines (transas, pues).

Peor aún, actualmente el término freelancero también se maneja como sinónimo de alguien sin trabajo “- Si un diseñador te dice que es freelance significa que está desempleado.-” Y aunque sí hay muchas personas sin ingresos quincenales o asalariadas, el no tener un trabajo fijo de 9 a 6 no significa que seamos profesionales sin trabajo. Aunque desempleados sí, porque no somos empleados de alguien en particular, somos nuestros propios jefes… y nuestras propias secretarias, contadores, mensajeros, etc. O_o

¿A cuántos freelanceros no los habrán sermoneado en sus casas con la intención de convencerlos de conseguirse un trabajo “de a deveras” que incluya aguinaldo y vacaciones pagadas? O el caso contrario ¿cuántos recién egresados se ostentarán como freelanceros para continuar disfrutando de las comodidades de la casa materna dizque trabajando en la computadora desde la cama de su habitación?  ¡Leonora Varo: eres una amarra-navajas!

Va un pequeño recuento de algunas categorías de freelanceros: médicos que trabajan en su propio consultorio, actores, guías de turistas, diseñadores web, ilustradores, traductores, fotógrafos, músicos y sí, también las “scorts” que trabajan por su cuenta son freelanceras.

Actualmente, las facilidades que otorga el Internet para comunicarnos a distancia ha permitido que un mayor número de personas trabajen por su cuenta, sin importar su ubicación geográfica. En mi caso tengo algunos clientes a los que tal vez nunca conoceré en persona y con los cuales he desarrollado una buena relación profesional gracias al correo electrónico, el Skype, el FTP y las transferencias electrónicas; incluso algunos de ellos ni siquiera comparten mi uso horario.

Sin caer en el extremo de idealizar demasiado este tema del freelanceo tengo que aceptar que existen varias percepciones generalizadas que iré abordando en los siguientes posts, por ejemplo la imagen del diseñador trabajando con su computadora en pijamas a la hora que le da la gana: no es así de simple.

*Y en su caracter de perfecto mercenario: ¡¡¡Han disparó primero!!!