No seas tu enemigo a la hora de cobrar

UnsureTodo el tiempo veo cómo nos quejamos de los clientes que no pagan a tiempo y que se hacen que la virgen les habla a la hora de hablar de dinero. Sin embargo, para ser justos, también hay que aceptar que muchos jóvenes freelanceros se ponen en una situación desventajosa a la hora de recibir el pago por su trabajo.

Parece mentira, pero tengo conocidos que, bajo miles de pretextos, aún no se han dado de alta en el SAT; por lo tanto no cuentan con recibos de honorarios o facturas. Son los clásicos compañeritos de la escuela que nos llaman después de años de no verlos para pedirnos que, por favorcito, les prestemos una factura o recibo para poder “cobrar un trabajito para un cliente malaondita que no quiere soltar el dinero si no es a cambio de dicho papelito”. Confieso que yo, en un malentendido sentido gremial, “presté” un recibo de honorarios para que un “pobrecito” compañero pudiera realizar su trámite. Obviamente acordé que el IVA me lo tendría que abonar el susodicho, pero sobra decir que tuve que estarlo correteando cerca de tres meses para que me lo pagara. Lo malo vino después: cuando le platiqué a mi contador mi “buena acción solidaria” casi me dió un zape mientras me reclamó –¿Y el ISR, se lo vas a regalar o qué?– Y luego me explicó que ADEMÁS del IVA, se debe contemplar el ISR y, ahora, el IETU. Sólo entonces me quedó claro porqué no me conviene andar prestando mis recibos (además de que es un delito fiscal).
Para que me sintiera más mal, el “simpático” de mi contador aprovechó para compartirme la historia de otra de sus clientas, una diseñadora gráfica a la que un familiar convenció de darse de alta en Hacienda desde que estaba en los primeros semestres de la universidad. El motivo era, en apariencia, inofensivo: su tío tenía un negocio de impresión de fotografías y, como tenía problemas con su situación migratoria, convenció a la chica de ser “la cara fiscal” de su negocio. A cambió le imprimía todas sus fotos gratis. Como era de esperarse, esta historia no tuvo final feliz: al cabo de 3 años el negocio de fotografía tenía serios problemas de evasión de impuestos, un buen día cerró sus puertas y el pariente se regresó a su país sin avisarle a nadie. La estudiante heredó una broncotota de esas que nunca queremos tener.

Otra forma de facilitarle a un cliente que no te pague es que no tengas cuenta de banco. Suena bobo, pero cuando cobré uno de mis primeros trabajos me entregaron un cheque que decía “Para abono en cuenta del beneficiario”. A mí no me preocupó esa leyenda en lo más mínimo hasta que fui al primer banco que se me ocurrió y no pude cobrarlo. Pero ¿cóooooomoooo? ¿no me iban a entregar mi dinero a menos de que abriera una cuenta en su chinche banco? ¡pero que injusticia! Salí indignada a contárselo a mis papás… Luego de ser ilustrada en los principios básicos del sistema capitalista mexicano mi papá me acompañó a abrir mi primera cuenta de débito.

Actualmente ya es raro que alguien te pague con un cheque, mucho menos con efectivo. Para cualquier empresa es obvio que sus proveedores tienen una cuenta de banco donde puedan recibir un depósito electrónico. Ojo: no es lo mismo tener una cuenta de tarjeta de crédito que una cuenta fiscal que va a sociada a tu RCF con la cual realizarás tus transacciones profesionales.

Si te vas a dedicar a trabajar como freelancero DEBES tener claros los asuntos relacionados con los cobros, cómo calcular los impuestos y varios detallitos fiscales más. En México, el SAT ofrece asesorías gratuitas para la elaboración de las declaraciones mensuales, no las he experimentado, pero parece que son útiles. Yo prefiero pagarle a mi contador para que me informe sobre estos temas, aunque de vez en cuando me cuente historias de terror.

7 comentarios en “No seas tu enemigo a la hora de cobrar

  1. Y luego también hay problemas con las cartas de retenciones! pues te piden el recibo pero ya no se acuerdan de darte la carta.

    Interesante post, sólo creo que el título está confuso, pues yo creí que ibas a hablar de cómo cobrar o sea de no bajar tanto los costos, o de no hablar de los detallitos que no te gustaron en tu trabajo y que el cliente ni ha notado, etc.

    Más bien se debería llamar algo así como tómate en serio y registrate en hacienda! o Deja de prestar recibos y otras historias de hacienda.

  2. Yo igual una vez “presté” un recibo y se me olvidó que también tenía que pagar ISR y IETU, duh!! En mi vida he vuelto a prestar un recibo. Además, como comentas, es un delito fiscal.

    Y pos las declaraciones e impuestos provisionales no son tan difíciles de presentar, yo no pago contador, jeje :) De hecho llevo 3 años dada de alta en el RFC (doy recibos de honorarios) y nunca he tenido problema alguno con el SAT. Incluso antes de tener experiencia alguna empecé a declarar, lo cual fue bastante doloroso, pero es una obligación ciudadana.

    La mayoría de mis declaraciones y pagos los presento a tiempo. Cosa que deberían hacer todos los que se dedican a freelancear de vez en cuando para no andar pidiendo recibos prestados y evitarnos la “pena” de decirles que ¡no, sáquense a lavar las patas!

  3. Son este tipo de cosas que no te enseñan en la universidad! >.<! Si… recién egresada me llegó a tocar 1 "cliente" que a la hora de pagar me pidió la factura… le dije que no tenía y se atrevió a decirme "pide una prestada"… cosa que no hice!, algo me decía que eso no estaba bien… en fin, ahora que lo escribes ya veo las cosas que implica esta acción. Aún no me dedico por completo al freelance, pero cuando me ha llegado la oportunidad si les digo desde el principio: no tengo facturas. Ojalá en otra entrada puedas hablar un poco más a fondo de estos temas legales… @.@ a mí se me hacen muy confusos estos asuntos… Saludos!

    • ¡Ay Azur! No es buena idea trabajar sin dar facturas, principalmente porque hay clientes (por lo general son las empresas que pagan mejor) que nomás no aceptarán hacer un gasto sin tener el comprobante correspondiente. Cuando aumente tu ingreso por tu trabajo de freelance no te va a quedar de otra: o entregas facturas o pierdes clientes.
      Por el momento sería bueno que fueras platicando con algún buen contador para que te ayude a resolver tus dudas.
      Saludos de regreso.

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s