Que no te hagan “manita de puerco”

La verdad que este no era el tema de la entrada de hoy, pero la llamada que recibí hace un rato me dió material para escribir.

La semana pasada me contactó un prospecto que solicitaba un trabajo un tanto peculiar que requería la realización de un interactivo que incluyera fotos  y videos de su club que se encuentra en Veracruz. Obviamente tendría que trasladarme hasta allá para relizar la sesión fotográfica. Con todo la información recabada armé una cotización que incluía viáticos: el avión en viaje redondo de la Cd. de México al puerto de Veracruz y la renta de un coche para llegar a la locación que está a una hora  y media del aeropuerto. Ustedes preguntarán ¿amerita ir en avión a Veracruz? ¿deveras es necesario rentar un coche para hacer un trayecto de poco más de una hora? La respuesta a las dos preguntas es SÍ.

Explico por qué:

Con cierta frecuencia, para realizar mi trabajo fotográfico, me debo desplazar a las locaciones que los clientes me piden y mis costos contemplan que si el traslado es de menos de 5 horas lo puedo realizar en mi coche (si me queda clarísimo cómo llegar), en un coche rentado (si debo atravesar por lugares inhóspitos o caminos rurales) o en autobús (que en ocasiones es lo más cómodo), PERO, si el trayecto es de más de 5 horas debo contemplar el avión, que es un transporte rápido que no me “robará” tiempo de traslados. En mi caso, considerando que ya no tengo 20 años, el uso del avión está justificado porque me permite llegar fresquecita, lista para tomar fotos y hacer mi trabajo de la mejor manera. Además confieso, que después de 5 horas de viajar en autobús, me veo bastante agotada y doy un aspecto penoso; me dan envida las personas que se pueden dormir sin problema en cualquier lugar.

Por otro lado rentar un coche para moverme en las inmediaciones de la locación es, además de barato, mucho más confiable que andarme trasladando en autobuses de segunda que van parando en muchos puntos intermedios. Por ejemplo, la última vez que fui a Cancún, los taxis te cobran $200 pesos por cualquier traslado desde el aeropuerto y $400 si quieres ir a uno de los hoteles que están camino a Playa del Carmen. La renta de un auto compacto andaba cercana a los $1000 y tenía toda la independencia que yo necesitaba.

Regreso a la historia original…

Hace un rato recibí la llamada de la secretaria del prospecto al que le había enviado la cotización y la parte medular de conversación se dió así:

– El Licenciado me pasó su cotización junto con otras propuestas económicas que tienen unos precios mejores que el suyo.– Me dijo casualmente.

– Es probable que así sea señorita.– Contesté yo.

– Bueno, lo que pasa es que estamos interesados en trabajar con usted, pero necesitamos que nos dé un mejor precio.– Fue directo al grano.

– El precio que envié en mi cotización contempla todos los aspecto que le interesan al Licenciado, pero si tiene una mejor oferta yo le sugiero que la tome. – Le dije en el tono más tranquilo que pude.

– Este… es que vamos a optar por la mejor oferta. –

– Me parece lo más correcto, pero tal vez yo no sea su mejor opción.–

– Ok, tal vez si nos visitara en autobús.–

– Si tuviera que hacer el trayecto en autobús emplearía más horas y sinceramente el costo no bajaría. –

– Bueno, pues cuando tenga su mejor precio nos lo manda por favor. – Insistió ella con tono molesto.

– Ya tienen mi mejor precio.– Respodí con neutralidad.

Nos despedimos y colgamos.

Ya sé que varios me dirán que debí hacerles un descuento mínimo para que estuvieran tranquilos y tomar el trabajo sin resongar, pero no lo hice por varios motivos: mis cotizaciones no contemplan un porcentaje de regateo, no lo considero honesto. No me pareció correcto que el prospecto enviara a su secretaria a tratar de bajar el precio ¿tendría pena de hacerlo él directamente?
Y por supuesto que no es buena señal que les parezca lógico que si viajo 7 horas en autobús saldrá más barato: obviamente no, porque los tiempos de traslado también se cobran.

Por ahí, alguien en Twitter, que no voy a balconear, me dijo: “A veces le gana a uno la tentación de decir “Si“ si el cinturón ya esta demasiado apretado.” A lo que contesté: “Y aunque eso sea cierto, ellos no tienen porqué saberlo. Si huelen la desesperación estás frito.”

¿Tú qué hubieras hecho ante una llamada así? Espero leer sus respuestas en los comentarios.

P.D.

Les mando un enorme saludo a todos los diseñadores que conocí en el evento de La Letra Ilustra II.
Aquí les vuelvo a dejar la liga a mi presentación de la charla “Cómo entrenar a tus clientes” que les prometí.

18 comentarios en “Que no te hagan “manita de puerco”

  1. Creo que fue lo mejor que pudiste haber hecho, si no, cada vez que tengan ganitas de que les hagas un trabajito, por más sencillo que sea, te van a regatear hasta el aire que respira, yo creo que hubiese hecho lo mismo. Felicidades por el blog, me está educando muchísimo con esto del freelance donde apenas estoy como que haciendo mis pininos jajajaja, saludos

  2. Si, de acuerdísimo con Ángel Pixelero, además si ya está escondiéndose para regatear el presupuesto, imagínate cuando quieras cobrar.
    Dice un amigo mio que hay que dejarse guíar por el instinto, que éste es sabio.

      • Así es: muchos suelen inflar el precio en las cotizaciones para tener un margen de negociación, pero a mí nomás no me sale hacerlo, siento feo sumarle al costo final un porcentaje para el regateo. En este caso en particular, si me hubiera llamdo directamente el famoso Licenciado, le podría haber ofrecido hacer algunas tomas extra sin costo, o alguna otra cosa adicional, pero no puedo bajar el precio “nomás porque sí”.

  3. Apoyo su desición. Si te hubieran valorado como profesional no te hubieran pedido bajar tus costos. Además uno no es como una tienda de descuentos para que dicho prospectos busquen regatear con uno.

  4. FUE LO MEJOR QUE PUDO HABER HECHO.

    Me recordó cuando estuve en 1 licitación en Acapulco.

    El cliente tuvo la mejor de las ideas poner a competir a los proveedores de frente.

    Cada quien llego como pudo y nos dieron alojamiento a todos en la misma zona residencial donde se colocaría 1 sistema de vigilancia, dieron 1 semana para hacer el presupuesto; por mi parte hice el presupuesto en 2 días y los demás los disfrute en Acapulco ya que competía con marcas de renombre en el giro de la seguridad y sinceramente no pensaba que ganaría la licitación.

    Al igual que en su caso me dijeron:

    “Es nuestra mejor opción por los beneficios del software de vigilancia, pero comparado con las demás empresas eres pequeñito y tienes un presupuesto muy alto”

    Después de escuchar eso lo único que dije fue:

    “Soy pequeñito, pero como usted menciona soy su mejor opción y no pienso bajar el precio, ya que obtendrá grande beneficios con los productos que ofrezco”.

    Al final el trabajo lo realizo una marca Italiana muy conocida en México y en todo el mundo.

    A fin de cuentas no estuvo nada mal, estuve en una Zona Residencial en una casa con jacuzzi, conocí todo Acapulco, conseguí 2 clientes “pequeñitos” como yo, mientras las empresas se destrozaban por obtener la licitación.

  5. Justo me está pasando algo así (¿En qué momento comencé a tratar con clientes y dejé de latiguear proveedores?) Un cliente quiere bajar el precio de la cotización que le acabo de enviar. Quiere el mismo precio unitario de HACE SEIS MESES, además en esa ocasión eran 3,500 piezas y las entregaríamos en 5 a 6 días hábiles, ahora quiere 45,000 en 2 o 3 días.
    Supongo que no se hará el proyecto, a él le sonaba lógico que ‘por volumen’ bajara el precio pero no está considerando el tiempo extra que tengo que pagar de persona y de máquina para salir en sus tiempos de urgencia… por no mencionar que yo hoy iba a salir a las 16 y son las 19 y no me puedo ir por este pinche asuntito.

    Por cierto, gracias a este blog cuando brinqué de latiguear proveedores (mi vocación) a tratar con clientes ya estaba armada con buenos argumentos como los que has compartido. No soy freelance, somos una PyME, pero a veces creo que no hay tanta diferencia >_<

    Abracito

    • Entonces, bajo la “lógica” de tu cliente, si te pide 100,000 piezas ¡serán gratis!
      ¡Qué simplistas cuentas hacen algunos clientes cuando sólo ven su conveniencia!

      Y tienes razón con eso de que los argumentos pueden ser válidos tanto para PyMEs y freelenceros, mismos clientes, mismos problemas.

      Abracito de regreso.

  6. Es difícil aceptar que aunque te los ofrezcan, no todos los proyectos son para tí, en mi caso muchas veces me quedo con una especie de frustración de no haber llevado a cabo los proyectos en los que la negociación estaba avanzada.

  7. Es increíble como algunas personas creen que pueden disponer del tiempo de los demás, efectivamente como bien lo dices, al tiempo de traslado también se cobra ¿Qué nuestro tiempo vale menos que el de ellos? Obvio No.
    Fue muy acertada tu respuesta con neutralidad, no hay que prostituir la profesión, yo soy diseñador industrial, pero finalmente pertenecemos a la misma familia, diferente apellido, pero el punto es ese: no prostituir la profesión, y este, un claro ejemplo de defender con profesionalismo lo que tomo años como formación, muy bien Leonora, Saludos.

  8. Para los que ya llevamos un rato trabajando y negociando directamente con los clientes, pensamos que lo que hiciste fue lo mejor, pero estamos tan acostumbrados a la “cultura” del “regateo”, que para muchos puede parecer inaudito no querer “negociar”, lamentablemente regateamos con ciertas cosas por que es lo normal.

  9. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y me encanta tu sinceridad y que compartas tu experiencia. Soy Diseñadora Gráfica, en un trabajo fijo, a veces “feelanceando”. Te sigo leyendo! Un abrazo fuerte.

  10. Hola Gente abrazadora y honestos comentaristas!

    A mi me ha gustado mucho encontrar tips de todo tipo para estar precavidos frente a los abusones que hay sueltos. En Leonora veo a una sincera profesional tratando de compartir su experiencia a los demás, casi que deseo ver todo esto en un libro, que se llame :”No quiero tu trabajo” algo asi con punch! para las ventas, y que sirva de desahogo y apoyo a la gente que detecta abusos en sus relaciones laborales… en fin
    Leonora felicidades!

    Respecto a esta entrada.

    Me parece que la gente que te salvaste de malbaratar tu trabajo, y fiuuu de verte envuelta en aventuras desgaste y quizá tensión laboral lejooosss de casa.

    Yo pocas veces he salido, pero pido un día completo de llegada. Ese día llego y nada mas oigo, platico y como…

    Fresquito a la mañana inicio actividades.

    No les gusta? Ok es comprensible.

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s