Cuando el cliente quiere ahorrar hasta el último centavo

Obviamente nadie quiere pagar de más por ningún producto o servicio, todos estamos interesados en ahorrar si se presenta la oportunidad, pero ¿qué pasa cuando un cliente quiere ahorrarse nuestro trabajo para gastar lo mínimo posible?

Yo tengo un prospecto de cliente, un despacho de arquitectura, que de manera recurrente me pide que le cotice la realización de presentaciones que involucran programación interactiva, locución, tomas fotográficas en Monterrey e incorporación de imágenes de stock. El asunto es que el arquitecto dueño del despacho siempre termina haciendo el trabajo de forma interna porque así se “ahorra” el dinero que tendría que pagarme; entonces ¿cuál es el problema? pues que la grabación de la locución la hace su esposa en el baño de su casa con resultados mediocres, las fotos las realiza uno de sus empleados con una cámara profesional pero que no sabe manejar en modo manual y la programación se la avienta él con sus escasos conocimientos sobre el tema, con resultados bastante malitos.

La última vez que presentó el resultado a su respectivo cliente no se lo aceptaron, entonces corrió a hablarme para que le cotizara lo que él llamaba “la equalización profesional” de la voz de su esposa, la mejora digital de las fotos chuecas y súper oscuras que habían tomado en su despacho, también quería que le ayudara a buscar en internet fotos gratuitas, bonitas y de buena resolución para incorporar en la presentación. Además su solicitud ahora era urgente porque la fecha de entrega final era innamovible. Cuando revisé sus nuevos requerimientos me dí cuenta que me llevaría casi el mismo tiempo en arreglar su presentación que el que me hubiera llevado haciéndo todo desde cero: realizando la grabación en un estudio profesional, tomando correctamentamente las fotos desde el principio y pagando las imágenes de stock que se necesitaban. Así que le dije que le iba a cobrar más o menos lo mismo que ya le había cotizado MÁS un porcentaje por tratarse de un proyecto urgentísimo. Su respuesta fue bastante sorpresiva, me acusó de aprovecharme de su situación, me dijo que él no le estaba ganando nada al proyecto y, para rematar, que no tenía porqué pagar por las fotos de los bancos de imágenes que existen en internet, que seguramente yo ya tenía esos archivos y quería verle la cara al tratar de revendérselos. Como era de esperarse lo único que consiguió con esa agresiva respuesta fue que lo mandara… lejos. Le dije que no estaba dispuesta a remendar su presentación, si él había tomado la mala decisión de “ahorrarse” mi trabajo tendría que responsabilizarse de los resultados. Me sentía bastante molesta cuando colgué el teléfono así que no me quedó de otra que recurrir a un caballito de mezcal para que se pasara el coraje*.

Para cerrar con broche de oro esta anécdota les contaré que esa misma tarde recibí una llamada totalmente inesperada ¡era la esposa del arquitecto! me pidió que les ayudara con su “problema”, me dijo que si lo hacía me tomarían en cuenta para otros proyectos más redituables, PERO que por el momento no podían pagarme lo que les había cotizado. Confieso que casi sentí ternura con la llamada, pero no estaba dispuesta a trabajar con alguien que creía que yo estaba abusando de la situación… situación en la que ellos se metieron, por querer ahorrarse hasta el último centavo.

Lo que aprendí: si un intermediario hace mal sus cuentas y no cotiza lo justo es su responsabilidad, a nosotros no nos corresponde resolver su falta de recursos para el proyecto. Si alguien trabaja por abajo de sus costos lo único que está consiguiendo es un “suicidio” lento.

*Amiguitos: nunca consideren el consumo de alcohol como la solución a sus problemas, pero si deciden hacerlo, inviten ¿no?

10 comentarios en “Cuando el cliente quiere ahorrar hasta el último centavo

  1. Bueno…..yo pienso mas o menos así: ” trabajo justo por pago justo”…Yo creo que nuestro trabajo profesional debe regirse por eso mismo,ser profesionales.Es decir que cuando hacemos una cotización, de entrada,estamos ofreciendo lo mejor de nosotros a un precio justo,no barato ,no caro….justo.Yo entiendo la posición de la gente de querer sacar el máximo de su dinero…pero no a costa de mi trabajo.Por eso incomoda cuando un cliente entra en esa dinámica de “victima” .por decirlo de alguna manera.La situación que planteas es muy,pero muy común.
    Yo lo que hago en esos casos es preguntar: ¿Cual es su presupuesto?…….de esa manera yo se si en realidad me conviene o no realizar el trabajo…
    Si me van a pagar por un Vocho pero quieren un Ferrari…bueno pensaré si no le entro o le advierto al cliente que su Ferrari , de entrada , no va a salir tan bien..je je je je .
    Sin embargo eso me genera otro problema…la calidad de nuestro trabajo….Encontrar el equilibrio de un trabajo bien hecho con poco presupuesto es muy difícil…( y es buen tema para otro post !! )

    Esa ha sido mi respuesta..¿Cual es su presupuesto entonces ? y en base a lo que yo puedo cotizar y en base al tiempo que le voy a invertir ( importante!!) , analizo si me conviene o no el proyecto…

    • Hola Rafa.
      Es completamente correcto preguntar cuál es el presupuesto asignado para X proyecto, lo malo es que a veces te contestan -Pues no tengo un presupuesto determinado, de hecho yo no le estoy ganando nada, PERO QUIERO UN FERRARI (color motita de uva).-
      A veces los clientes entienden que sólo les alcanza para un vocho, pero como saben que tú eres capaz de entregar el Ferrari pues no se van a conformar con la entrega del VW.
      Mi esposo tenía un maestro en la carrera que explicaba esta situación con una frase muy acertada: “Hay clientes que quieren pollo de a Dos Cincuenta”.
      Y gracias por la sugerencia para el post: Equilibrio entre “Bueno, bonito y barato”.

  2. Creo que lo mejor en estos casos es no formar parte del proyecto, porque al primer chispazo explota todo.
    Yo también tengo unos clientes que suelen pedirme presupuestos para que les resuelva todo de última (para esta noche, literal) y lo quieren por dos pesos total lo hago rápido :|
    por supuesto que si uno lo puede resolver en ese lapso de tiempo no significa que el precio va a ser reducido, todo lo contrario.

    Y si preguntas cuanto quieren gastar o no te dicen por vergüenza, porque pagarían migajas o por miedo a ofrecer más de lo que les cobrarías.

    Lo peor de todo es que son colegas y saben lo que vale el trabajo.

    • Mi estimado Rauto:
      Por lo que escribes creo que urge que actualices tu cartera de clientes, a este paso vas a terminar pagándoles por hacer el proyecto y ¡tus colegas ya te tomaron la medida! mal por ellos.

  3. Leonora ¡¡¡tu blog está genial!!! De verdad que me han impactado todas y cada una de las entradas, porque son una reprimenda directa para que deje de manejarme como hasta ahora; he cometido todos los errores que has planteado y me ha costado mucho aprender, así que GRACIAS por los consejos!!

    …de verdad que cada entrada ha sido una reprimenda para que comience a manejarme como es debido, porque, como escribiste por ahí, trabajo no me falta, pero dinero sí… en fin, GRACIAS!!

    Saludos desde Santo Domingo (República Dominicana)

    • Hola Pedro, te platico que yo hubiera pagado hace años por saber lo que ahora sé sobre las relaciones con los clientes. Hoy escribo esperando que se sirva a alguien más. Confío en que ahora tendrás la confianza de saber que las cosas pueden ser distintas, si tú quieres.
      Un abrazo hasta Santo Domingo :)

  4. Saludos. Estoy encantado con tu blog. Lo tuyo da para un libro, seguro lo has pensando, solo una opinión, no copies literal los post, dale mas un estilo de anectodas, pero editando lo que haga falta para que tenga una secuencia y un argumento a través de las paginas.
    Mucha suerte y muchas gracias por todas estas anectodas que me servirán y le servirán a tantos.

    • Hola Klazerver.
      Gracias por la optimista sugerencia, la voy a pensar en serio.
      Tendré que averigüar si los diseñadores/freelanceros estarían interesados en pagar por un libro así.

      Saludos.

Tu opinión me interesa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s